Revelan métodos para enfrentar la sexualidad juvenil

Muchas madres- que según la doctora María Eugenia Henríquez, en la charla ¿Cómo guiar la sexualidad en el adolescente? que dictó en la Clínica Santa María-, son las que por lo general promueven y educan en materia afectiva y sexual a los hijos, que cada vez se están iniciando en el sexo mucho antes que generaciones anteriores.

Este adelanto se debe a factores tanto fisiológicos como ambientales. A los niños les llega la pubertad mucho antes. Antiguamente las jóvenes tenían su primera menstruación a los 16 años y en la actualidad es a los 12 y medio.

Sin embargo, por el contrario a lo que pasaba antes, se están casando mucho después dice la doctora, y que debido a esto el concepto de virginidad hasta el matrimonio se ha transformado. “tú le preguntas a una niña cuando quiere casarse y te dice que a los 28, 30 por lo que es improbable que a esa edad estén aún vírgenes.” dice la doctora.

Pubertad

En la pubertad de producen muchos cambios. Es una explosión física pero también del orden emocional. Se comienzan a producir las transformaciones puberales como aparición de vellos en el cuerpo, manzana de Adán, gallitos, entre otras cosas.

En cuanto a lo interno el púber tiene una preocupación por su corporalidad. Empieza a dudar si su nuevo cuerpo está en relación con el de sus compañeros de curso o se pregunta por qué al no le pasa lo mismo. Sus pensamientos comienzan a cambiar, dan un paso desde lo concreto a lo abstracto.

Los amigos pasan a ser el centro de toda su atención y se abandona a la familia por ellos. Llegan las fantasías sexuales recurrentes y con esto la masturbación y las primeras eyaculaciones. En las niñas la menarquía.

Adolescentes

Cuando ya están más grandes, entre 15 y 14 años, se manifiestan otro tipo de características dentro de la que se presenta una pequeño rebeldía “cosa muy normal” según la doctora, que al final de la adolescencia disminuirá.

Los jóvenes en esta etapa pierden su capacidad de anticiparse a las consecuencias, se creen invulnerables y en muchos casos egocéntricos. Acá se produce un distanciamiento de la familia mucho más radical y se vuelve fundamental la amistad pero a nivel personal e íntima. Se da frecuentemente que acá inicien su vida sexual.

Los padres

En todos estos procesos los padres son el principal apoyo. Ellos deben estar atentos a los cambios que están viviendo sus hijos, haciendo de situaciones cotidianas espacios para que se puedan abrir canales de comunicación.

No deben asustarte con las nuevas características y actitudes de los hijos, no se deben satanizar algunas situaciones como la masturbación o la primera relación sexual de las niñas.

Deben tomar en consideración que están educando desde antes de la adolescencia y en forma permanente. Además deben tener presentes que la familia y los padres son el principal referente de una pareja estable y sana.

Si tienen problemas con los hijos deben revisar las dificultades, asumirlas y ser honestos con ellos “los niños llegan a enojarse con los padres porque no les hablan de sexo”, comenta la doctora y en este mismo sentido recomienda que los padres superen sus vergüenzas y miedos, hablen con franqueza. Pero no más de lo que se les pregunta ni jamás sermonear.

Los jóvenes están ávidos de saber sobre su sexualidad,

Siempre se debe tratar de hablar los temas antes que sucedan para que todos estén preparados a los cambios. Si no preguntan, se les debe ofrecer conversar preferentemente en situaciones comunes, preguntarles su opinión de un video, de una noticia, y así aprovechar la instancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s