MITOS Y REALIDADES SOBRE EL SIDA

MITOS

El VIH se contagia sólo por estar cerca de alguien que tiene la enfermedad.

Laura vive con Julián. Son compañeros de apartamento. Laura estudia finanzas y Julián es músico. Ya llevan 2 años compartiendo su casa y apenas hace un mes, Laura se enteró de que Julián es VIH positivo y de que fue diagnosticado hace más de 3 años. Para ella, no cambió nada. Pero para sus padres, que no tienen mucho conocimiento sobre esta enfermedad de transmisión sexual, Laura está en peligro de ser contagiada.

Sin embargo, están equivocados. Varios estudios científicos de calidad demuestran que el VIH no se transmite a través de la saliva, el sudor, las lágrimas, o simplemente por tocar a alguien que es VIH positivo. Para derribar el mito, lee la siguiente lista de cómo NO se contrae el VIH:

  • Abrazando, besando o dándole la mano a alguien que es VIH positivo.
  • Compartiendo utensilios de cocina como cubiertos y vasos con alguien que tiene VIH.
  • Respirando el mismo aire de alguien con VIH.
  • Usando las máquinas del gimnasio, el baño o tocando cosas que la persona infectada haya tocado.

El ser heterosexual y el no usar drogas que se inyectan es garantía de que no te infectarás con VIH.

NO. No es cierto ya que el SIDA es una enfermedad que a cualquier persona sin importar su identidad sexual, creencias o posision, puede darle si no se cuida y si no se previene de adquirirla.

 

 

 

“Fui diagnosticado con el VIH. Es el fin de mi vida”

Carla fue diagnosticada con VIH y se sumió en una depresión profunda, porque pensó que iba a morir inmediatamente. Sin embargo, la buena noticia para Carla, es que gracias a los avances de la ciencia y a que contamos con los medicamentos antiretrovirales, las personas con VIH e incluso SIDA, pueden vivir por más tiempo.

 

 

 

 

“Gracias a que la ciencia ha avanzado tanto, no necesito preocuparme por contraer VIH. La medicina me salvará”.

Hoy en día, la medicina permite que muchos pacientes infectados con VIH vivan más y mejor. Pero esto no puede tomarse como un argumento para despreocuparse y no tener sexo seguro.

 

 

 

 

Si estás infectado con VIH y estás recibiendo tratamiento, no puedes contagiar a nadie.

¡Falso! Este mito es peligroso. A pesar de que el tratamiento para el VIH puede reducir la cantidad de virus presente en la sangre, esto no significa que el virus haya desaparecido del cuerpo.

 

 

El VIH no se transmite mediante la práctica de sexo oral.

Es verdad que el sexo oral es menos riesgoso que el sexo vaginal o anal. Sin embargo, sí se puede contraer VIH mediante contacto oral. Es por esto que es importante usar un condón o un protector en la boca durante el sexo oral.

 

 

 

 

El VIH puede transmitirse por la picadura de mosquitos.

Muchas personas piensan que como el VIH se transmite a través de la sangre, los mosquitos que le han picado a alguien infectado pueden infectar a otras personas. Pero ¡no es cierto! No hay evidencia que compruebe esto, ya que cuando un mosquito  pica a alguien, no inyecta la sangre de la última persona a quien picó en su nueva víctima.

 

 

 

Puedo adquirir el VIH por medio de besos, caricias, por el contacto con la saliva o el sudor del infectado.

Falso. Ninguno de estos medios son factores de riesgo. En el caso del beso cabría la mínima posibilidad si existiera una mordida que perfore la mucosidad de la boca y provoque contacto directo de la sangre del afectado con la de la otra persona.

 

 

 

Las toallas sanitarias mantienen activo el virus.

Falso. Estos elementos femeninos al ser desechados también el virus muere, ya que éste no sobrevive fuera del cuerpo.

Lo que sí constituye una amenaza es el flujo menstrual, pues el virus vive en la sangre, en las secreciones vaginales y en el semen del hombre

 

 

 

Los pinchones de agujas, hacerse perforaciones o tatuajes constituyen un riesgo alto de contagio.

Falso. Genovés explica que la probabilidad de adquirir el VIH por un pinchazo de aguja es del 0.3 por ciento, siendo más baja aun que la posibilidad de adquirir hepatitis B o hepatitis C por este mismo medio, pues en la segunda la probabilidad es del 30 por ciento y en la última es del tres.

Asimismo contagiarse por elaborarse tatuajes o perforaciones en la piel es una amenaza remota, ya que el virus muere automáticamente al entrar en contacto con el medio ambiente, lo que sucedería cuando el equipo empleado esté en reposo, aunque es importante usar una aguja estéril para cada persona.

 

Adquiriré el virus por usar baños públicos o por utilizar ropa, accesorios o utensilios de comida del infectado.

Falso. Los únicos medios de transmisión comprobados son mantener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada, por medio de la madre al hijo durante el parto, por la lactancia materna, en un porcentaje bajo por usar jeringas contaminadas para inyectarse drogas endovenosas y por una transfusión sanguínea, aunque hoy en día la sangre se tamiza, por lo que es posible detectar el virus antes de que la persona done su sangre.

 

 

REALIDADES

 

Los síntomas de una persona con VIH se presentarán hasta que ésta se encuentra en etapa sida.

Cierto. Un paciente seropositivo que no está en tratamiento antirretroviral puede presentar los signos hasta que ya tenga sida.

Esto último podría tardar desde seis meses hasta 10 años, por lo que es recomendable que se realice la prueba de VIH para detectar el virus y así descartar la existencia de éste en su cuerpo.

 

 

 

 

Una madre seropositiva puede tener hijos completamente sanos.

Cierto. Si se detecta el virus en la mujer embarazada se puede prevenir que ésta infecte a su bebé a través del inicio temprano del tratamiento, es decir desde que el virus es descubierto en su cuerpo durante su período de gestación y después de éste.

Cuando el niño nace y se le hace la prueba del VIH saldrá positiva, pero eso no implica que esté infectado, pues la madre al momento de dar a luz le pasa defensas al niño y entre esas le transfiere también anticuerpos para el virus del VIH, éstos serán detectables en la prueba hecha al niño.

 

Las secreciones masculinas previas a la eyaculación en el hombre mantienen una fuerte carga viral.

Cierto. La amenaza del virus no sólo se encuentra en el semen del hombre, pues tanto las secreciones femeninas como las que éste expulsa en el momento de la excitación pueden tener suficiente carga viral para contagiar a su pareja.

 

 

 

 

Si mi pareja es seropositiva al igual que yo es necesario que nos sigamos protegiendo al momento del contacto sexual.

Cierto. De acuerdo con el infectólogo hay que tener en cuenta que el virus se encuentra mutando a diario y podría ser que el tipo de virus presente en la persona sea diferente al de su pareja y al tener un contacto íntimo ambos virus pueden cruzarse y crear una clase más fuerte y resistente a los medicamentos antirretrovirales.

 

 

 

 

 

Es efectivo el uso de preservativo como medio de prevención.

Cierto. Si el condón se ocupa adecuadamente, es decir se utiliza desde que inicia el coito, será efectivo en un 95 por ciento. Sin embargo, utilizar doble preservativo con el fin de estar más protegido es perjudicial, ya que al momento de la relación ambos condones podrían tomar aire y romperse por la fricción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s